Específicamente para las microempresas es importante impulsar un crecimiento para seguir en funcionamiento, por lo que acuden a instituciones financieras para mejorar los elementos que necesiten dentro de su negocios; sin embargo no todos los dueños de estas empresas tienen acceso a créditos bancarios, ya que se les exige un ingreso más alto o el préstamo se tarda un periodo de cuatro meses.